¡Correr es de locos, pero nos hace libres!

25 de enero de 2013

Mujeres en Todo

En la Olimpia, Grecia en los años 776 aC. Y 339 dC. La participación de la mujer en los Antiguos Juegos Olímpicos era nula, ni siquiera podían ser espectadoras, su premio de consolación el festival en honor a la Diosa Hera, que se realizaba cada 5 años, y su único evento atlético era una corta caminata. La primera mujer en terminar un maratón, fue la griega Stamatis Rovithi, quien corrió la ruta del Maratón Olímpico en 1896 desde la ciudad de Maratón a Atenas, su participación fue extra-oficial.

Muchas mujeres ocultaron su identidad para poder participar en maratones, y pasaron muchos años hasta que en 1979 la IAAF avala el primer maratón de mujeres en Tokio y con esto se solidifica el camino para la inclusión de los 42km femeninos en los Juegos Olímpicos.

En 1980, el Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM) anuncia que no existen evidencias científicas o médicas de que las carreras de larga distancia sean contradictorias para la salud de la mujer.

En los JJOO de Los Ángeles (1984), Joan Benoit Samuelson gana el primer maratón olímpico femenil de la historia con un tiempo de 2:24:52, más de un minuto menos que la segunda clasificada, la noruega Grete Waitz (2:26:18). La medalla de bronce fue para la portuguesa Rosa Mota (2:26:57).

En nuestra actualidad, existen diferencias en las formas y los motivos que empujan a hombres y mujeres a engancharse a la carrera. Los hombres tienden a empezar a correr tras una visita al médico que los ha asustado. Las mujeres suelen convencer a sus amigas para salir a correr juntas. Al principio es más un grupo de amigas que un grupo para correr, pero lo siguiente es que están corriendo maratones y hasta ultramaratones.

También parece haber más diferencias de género en las recompensas emocionales de la carrera. Nuestra sociedad es más dura con la autoestima de las mujeres, y yo creo que la carrera es perfecta para aumentar la autoestima de ellas. Siempre he pensado que las mujeres pueden hacer lo mismo que los hombres, y a menudo mejor.

De acuerdo, en muchos deportes los hombres tenemos una clara ventaja morfo-fisiológica sobre las mujeres, pero en las carreras de larga distancia, y especialmente en el ultrafondo, la diferencia es tan pequeña que casi no se percibe. Ejemplo de ello, Yolimar Pineda quien se convirtió en la primera venezolana en participar en una Maratón Olímpica en Londres 2012. Más recientemente, Deisis Zarramera con tiempo de 43h56m término primera en su categoría en la prueba de aventura de La Misión, sobre 160 kilómetros, en la Patagonia Argentina. Estos hechos demuestran que las mujeres venezolanas son dignas luchadoras ante la vida diaria, como cabezas de familia, madres, estudiantes, amas de casa, ejecutivas u obreras y ahora corredoras, lo cual es un motivo superior de admiración.

Amigos corredores, hombres y mujeres: Ya es hora de tomar conciencia y de valorar que el esfuerzo de una mujer atleta jamás debe ser disminuido en comparación a los logros de los varones.

A todas ellas…¡Nunca dejen de correr!, porque ¡Correr es de locos, pero nos hace Libres!



Publicado en Líder Corre + Venezuela. 18/01/2013

No hay comentarios.:

Formulario de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *