¡Correr es de locos, pero nos hace libres!

4 de abril de 2009

Acondicionamiento Neuromuscular








El acondicionamiento neuromuscular, según Hoeger (2003), “consiste en la preparación del organismo mediante ejercicios físicos que introducen paulatinamente al atleta a la acción del trabajo físico más exigente. Constituye un período de adaptación del organismo en el cual éste alcanza su plena capacidad de acción” (p. 41). Según el Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas (Salvat, 1982), tomado de Hoeger (2003) la definición de la palabra neuromuscular es "relativo a los nervios y músculos”. Por ende, lo qué se persigue con el acondicionamiento neuromuscular es la mayor coordinación posible entre las funciones nerviosas y musculares. (p. 41)

Objetivos del Acondicionamiento Neuromuscular

Entre los objetivos qué se persiguen con la realización del acondicionamiento neuromuscular se tienen las siguientes consideraciones según Hoeger (2003, p. 42):
Elevar la temperatura general del cuerpo.
Elevar la temperatura interna muscular.
Elongar músculos y ligamentos.
Aumentar el grado de excitabilidad del sistema nervioso central.
Incrementar la frecuencia respiratoria y el riego sanguíneo.

Beneficios que produce el Acondicionamiento Neuromuscular

Según Hoeger (2003), “el acondicionamiento neuromuscular del organismo es, en parte un medio profiláctico, ya qué al resolver ciertos problemas fisiológicos se logra un alto rendimiento en la capacidad de trabajo de los individuos” (p. 42).
 
 
Por ende, estos ejercicios provocan en el organismo indudables efectos funcionales beneficiosos, entre los cuales se pueden destacar:

Un mayor aflujo sanguíneo a los músculos que trabajan. Esto favorece el reabastecimiento de fosfocreatina, ya que un mayor volumen de sangre en los músculos hace que la energía necesaria este disponible durante el trabajo físico. También disminuye el aflujo sanguíneo a áreas no esenciales del cuerpo, es decir, a los músculos que juegan un papel limitado en la actividad subsiguiente.

 
Una menor viscosidad muscular. Un músculo calentado y saturado de sangre es más elástico y facilitará una contracción más efectiva con menos fricción.
 
Un mejor funcionamiento de la transmisión nerviosa. Una temperatura muscular ligeramente más alta favorece la función de los receptores nerviosos y la velocidad de la transmisión de mensajes. Esto contribuye a un aumento de la rapidez de contracción muscular y, en definitiva, a un incremento de la producción de fuerza.
Un menor riesgo de lesión en los tejidos blandos. Un músculo caliente y bien oxigenado es menos propenso a sufrir lesiones.

Clasificación del Acondicionamiento Neuromuscular


El mejor acondicionamiento neuromuscular para el tenis de campo, es uno que sea específico a las necesidades del atleta e imite los movimientos propios de este deporte, por lo tanto, se puede clasificar en dos modalidades:

Calentamiento: Según Hoeger, (2003)

El calentamiento consiste en acelerar integralmente los procesos fisiológicos en el organismo y elevar la preparación funcional del mismo hasta un nivel requerido para iniciar el trabajo físico de una forma óptima. Durante el período de calentamiento el organismo se adapta a unas condiciones de mayor exigencia funcional. (p. 41)

Por lo tanto, tomando como base al autor, se define al calentamiento como el conjunto de ejercicios a realizar haciendo intervenir a baja intensidad y progresivamente los distintos músculos y articulaciones, preparando al organismo para efectuar esfuerzos más intensos, mejorar el rendimiento posterior y evitar lesiones.

Tipos de Calentamiento

Según Le Deuff (2005):

El calentamiento tradicional antes del partido o del entrenamiento se inicia con un footing suave seguido por ejercicios de estiramientos y de movilidad articular para, luego, realizar ejercicios de reforzamiento y acabar con ejercicios de velocidad o saltos. Diversos estudios demuestran que esta clase de calentamiento es eficaz por lo que el aumento de la temperatura de los músculos superficiales se refiere, pero es insuficiente para los músculos profundos. (p. 51)

Por este motivo, Le Deuff (2005) propone una nueva forma de calentamiento de los músculos superficiales y profundos solicitados durante la actividad tenística hasta el entrenamiento físico y se adopta para el diseño de la presente unidad, con ciertas modificaciones.


El principio es el siguiente: “Empezar el calentamiento realizando ejercicios de fuerza de carácter dinámico, para, seguidamente, encadenarlos con estiramientos de tensión activa con contracciones y rotaciones”. (p. 51)
 
A continuación se presenta los tipos de calentamiento:

Dinámico: El calentamiento dinámico de las extremidades superiores (el tronco y los hombros) y de las extremidades inferiores (caderas, rodillas y tobillos) es fundamental para asegurar una buena estabilidad y minimizar las lesiones. El dinámico es la actividad más indicada, ya que permite calentar gradualmente los tejidos corporales para las actividades posteriores sobre la cancha, ya que el tenis requiere movimientos rápidos en muchos planos de movimiento, empleando numerosas articulaciones y músculos. El calentamiento garantiza que los músculos estarán preparados para acelerar y decelerar adecuadamente. Este calentamiento consiste en:

Calentamiento Dinámico del Tren Inferior:
(LeerArtículo)
 
Calentamiento Dinámico del Tren Superior:

Estiramientos Estáticos de Tensión Activa con Contracciones y Rotaciones:


Según Le Deuff, (2005)
Esta técnica de estiramiento estático neuromuscular permite disminuir los riesgos de lesión de forma evidente y prepara los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones para acometer las numerosas solicitudes vinculadas a la actividad. Por otra parte, entrará en juego la unión mió-tendinosa, elemento incuestionable de la potencia muscular, lo que implica una ventaja nada despreciable. (p. 52)

Se ratifica, pues que, los estiramientos entrenan la coordinación y los sinergismos de los músculos, y estimulan las vías nerviosas que darán mayor control de los grupos musculares a cada atleta. Así mismo, para este tipo de estiramiento rigen los siguientes principios metodológicos:


Se recomienda seguir un orden en los ejercicios: por ejemplo, comenzar a estirar de abajo hacia arriba.

Las posturas se han de mantener durante 6-12 segundos cuando los estiramientos sean activos, para no agotar al músculo, y durante más de 20 segundos cuando los estiramientos sean pasivos. Además han de mostrar una ejecución controlada.


El grado de estiramiento se eleva gradualmente, hasta llegar a la máxima extensión. Los músculos que se van a estirar tienen que haberse calentado previamente.

Los estiramientos básicos (Ver Video), son adecuados para la mayoría de los jugadores de tenis de campo. No obstante, puesto que cada atleta tiene necesidades individuales especiales, resulta imposible presentar un programa de estiramiento ideal para todos los deportistas.

Referencias Bibliograficas


Hoeger, B. (2003). Educación Física de Base. (2ª ed.). Mérida, Venezuela: Universidad de Los Andes. Consejo de Publicaciones.


Le Deuff, H. (2005). El Entrenamiento Físico del Jugador de Tennis. (2ª ed.) Barcelona, España: Editorial Paidotribo.

3 comentarios:

Anderson Dudamel dijo...

esta muy bueno esto sobre el calentamiento y su funcion, yo quiero que me haga el favor de mandarme algo de preparacion fisica y diferentes ejercicios para yo adaptarlos a mi trabajo se lo agradeceria, espero su respuesta. gracias

Anónimo dijo...

esta muy bueno esto me sirvio para mi tarea

Emmanuel González Elias dijo...

Hola, sin duda alguna esto me sirvió bastante para dárselo a conocer a mis alumnos de secundaria. ¡Gracias!!!

Formulario de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *